Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Como persona que vive con 3 perros y 4 gatos (además de como profesional del mundillo), el tema de la alimentación de mis animales siempre me ha importado mucho. Me gusta ver, comparar, incluso probar qué comen… y si hay algo de lo que me he dado cuenta es que el mundo de la alimentación para mascotas es algo turbio, es difícil encontrar información clara y transparente sobre los productos. Por lo tanto, con el objetivo de arrojar algo de luz sobre este asunto, he decidido escribir una serie de artículos (este es el primero de ellos) sobre el tema de la alimentación (concretamente sobre piensos secos, lo más común) para compartir impresiones con todo aquel que quiera. Además, insisto, desde el punto de vista de consumidor que soy.

Lo primero tengo que decir que me ha costado mucho encontrar respuestas claras a mis preguntas, por lo que no puedo asegurar al 100% que no exista algún error en lo que aquí exponga, pero tras horas (y horas) de búsqueda de información, lectura de normativas nacionales y europeas y charlas con comerciales, esto es a lo que he llegado. Si alguien que lea estas líneas tiene información clara y correcta sobre el asunto, será un placer ponerla en común por el bien de todos.

Vamos al tema. Hablando de comida “decente” para perros y gatos (y siempre en el ámbito de los piensos secos), normalmente se habla de una gama media y de una gama alta, la cual la componen los piensos Premium y Súper Premium. Yo, a nivel personal, ni me planteo que mis animales coman algo por debajo de calidad premium, ahora explicaré por qué, pero la duda que he tenido durante mucho tiempo era: ¿Qué criterios debe tener un pienso Súper Premium para llegar a esa categoría? Es decir, ¿qué diferencias existen entre un Premium y un Súper Premium?

La respuesta corta es: la diferencia está en la calidad de los ingredientes. Pero si profundizamos un poco veremos que hay muchos matices que aclarar…

En la alimentación premium no varía la composición del alimento, cosa que sí ocurre en las gamas bajas.

Comencemos por los piensos premium. Las gamas altas (y esta es la razón por la que mis perros comen como mínimo estas gamas) no cambian su composición en función de las variaciones del mercado, lo que garantiza, primero, que sé realmente qué está comiendo mi perro, y segundo, que la composición no cambia, reduciendo la posible aparición de trastornos digestivos.

Dicho de otra forma, un pienso de gama baja que lleve carne y zanahoria, por ejemplo, dependiendo de los precios pondrá carne comprada en un sitio u otro, lo mismo que con la zanahoria. Además, como está permitida cierta variabilidad en la composición, si la carne se pone muy cara pueden aumentar la cantidad de zanahoria o al revés. Total, que cada saco que compres puede ser diferente al anterior.

¿Y qué ocurre con la diferencia entre Premium y Súper Premium?

Pues la legislación actual permite decidir a cada fabricante qué calidad tiene su producto, sin más. Sí, el que fabrica es el que decide si llamarlo premium o súper premium, ya que no existen requisitos que se deban cumplir al respecto, cosa con la que personalmente no estoy de acuerdo ya que pienso que esto no ayuda al consumidor.

Lo que sí que es cierto es que las gamas con estas etiquetas son de mayor calidad, y son productos que normalmente encontrarás en tiendas especializadas y no en supermercados. Los fabricantes ponen especial cuidado en estas gamas a la hora de formular, asegurando que se cubran todos los requerimientos nutricionales del animal. Además este tipo de piensos frecuentemente tienen estudios y tests detrás de ellos para asegurar la alta calidad nutricional que ofertan, algo que es extraño en las gamas bajas.

Por lo tanto, la diferencia de cada marca dentro de sus gamas Premium y sobretodo en Súper Premium reside en un aumento de la calidad comparado con las gamas medias y bajas. Calidad nutricional, de los ingredientes y del proceso de fabricación. Por ejemplo, pueden ser alimentos fabricados sin colorantes y/o conservantes artificiales, sin usar harinas con subproductos animales o vegetales, etc. (en próximos artículos analizaremos qué debe y qué no debe tener un pienso). Esto, por supuesto, hace que el precio del producto aumente, pero también es cierto que al tener una mayor calidad nutricional, la ración necesaria para nuestro animal sea sustancialmente menor.

Dog-and-Cat-foodLas gamas bajas (de supermercado) suelen tener un alto contenido en grano (maíz, trigo, soja, etc.), pueden contener subproductos (picos, plumas, patas, huevos no desarrollados e incluso esperma) y tienen una baja calidad, lo que hace que tengamos que dar mucha cantidad para realmente “alimentar”. Son dietas a evitar si es posible.

Las gamas medias normalmente también incluyen cereales (en menor proporción), pueden contener algún tipo de subproducto pero en general la proteína animal que incluyen es de mejor calidad y por tanto más digerible y aprovechable. Son por lo tanto un puente entre gama baja y alta.

Finalmente, las gamas altas cuentan con carne como primer ingrediente, ya sea en forma de harinas o carne fresca (aptas para consumo humano). Suelen contener ingredientes reconocibles, como espinacas, arándanos, manzana, etc., cada uno de ellos con una serie de propiedades conocidas, y cada vez existen más gamas Grain Free, es decir, con un 0% de cereales (no necesarios en la dieta canina ni felina ya que son carnívoros). Además, debido a su alta calidad nutricional, la ración diaria de pienso puede ser un 30% menor respecto a un pienso medio o incluso un 50% respecto a uno de gama baja.

Por lo tanto, aunque no existe regulación que exija ciertas características para que un pienso pertenezca a una categoría premium o súper premium (lo cual personalmente creo que debería cambiar), normalmente en piensos de gama alta es más fácil encontrar información y ésta es más clara respecto al producto, ya que al ser de mayor calidad es algo que juega a su favor.

En artículos futuros, hablaremos de cómo leer e interpretar correctamente una etiqueta de un pienso, y qué debemos tener en cuenta para elegir una dieta apropiada para nuestro compañero.

 Equipo de Anubis y Bastet

Gamas de alimento para animales
Etiquetado en:

Deja un comentario