Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

En nuestro anterior artículo sobre alimentación aclaramos el tema de las gamas, cuales van mejor, cual peor, etc. Decíamos que las gamas altas son las más recomendables, pero que dentro de éstas la definición de “Premium” o “Súper Premium” depende solamente del fabricante, sin que se deban cumplir unos requisitos estándar o comunes a todas las marcas.

Entonces, ¿cómo diferenciar entre piensos de la misma gama? ¿Cual puede ir mejor a nuestro perro o gato? ¿Cuál nos convence más? ¿Cómo puedo saber si mi actual pienso es mejor o peor? El primer paso para ello es saber cómo leer e interpretar adecuadamente las etiquetas y composición, ya que como veréis no es algo tan simple como parece.

Quería tratar este tema en un solo artículo pero es tan extenso que he tenido que separarlo finalmente en dos (y aun así advierto que el texto es más largo que de costumbre). Vamos a centrarnos inicialmente en cómo reconocer el ingrediente principal de nuestro pienso, qué es y realmente en qué cantidad aparece.

En los piensos compuestos para animales de compañía (según D. 82/475), las materias primas deben aparecer en la lista de ingredientes por nombre específico o categoría y en orden decreciente por peso (o en forma de porcentaje). Es decir, el primer ingrediente de la lista es el de mayor presencia en el saco, y siempre es deseable que sea carne (de ave, pescado, buey, etc.). Después viene el segundo ingrediente, tercero, etc.

El primer ingrediente de la lista es el que más cantidad hay en el saco

Esta regla rige la forma de listar ingredientes de todos los productos de alimentos para mascotas que vamos a encontrar (también es así en alimentos humanos) y como explicaremos a continuación, tenemos que andar con mil ojos para que no nos la cuelen.

En primer lugar, vemos que la ley permite nombrar los ingredientes por categoría en lugar de por su propio nombre. Por ejemplo, existe una categoría que es “carnes y subproductos animales”. Si tu pienso tiene esto en su lista de ingredientes, mala señal. ¿Por qué? Primero, porque no sabemos qué tipo de carne va ahí dentro: ¿pollo?, ¿cordero?, ¿pavo?…. y segundo, nos dice que puede tener subproductos animales. Si quieres saber a qué llamamos “subproductos animales”, lee el siguiente párrafo. Si no te apetece, te lo puedes saltar… no es precisamente agradable.

Como subproductos animales se incluyen: riñones, corazón, pulmones, hígado, laringe…. y también picos, plumas, patas, ojos, vejiga… No se va a especificar qué partes entran en cada caso, por eso debemos desconfiar.

Si en el etiquetado del alimento de tu perro o gato aparece “subproductos”, planteate cambiar su alimentación

Lo ideal es que acompañando al ingrediente principal aparezca un porcentaje (%) del mismo. Esto es lo ideal, así sabemos exactamente cuánto tiene, aunque existen casos en que este dato no va a aparecer tal cual. Para estos casos, tendremos que mirar los mensajes que aparecen en el envase, como por ejemplo “contiene…”, “rico en…”, “sabor a….”. ¿qué significa realmente todo esto? Estas palabras no están ahí por azar, cada palabra indica una cantidad concreta de producto. Vamos de menos a más.

Si pone “aroma a…” o “sabor a…”, realmente no tiene nada del contenido de ese componente, si no que lo que tiene es una sustancia aromatizante (y así debe aparecer reflejado en su sección correspondiente). Por lo tanto, en un producto “sabor jamón” no veremos jamón en la lista de ingredientes por ningún lado, pero sí veremos algo así como “aromatizante de jamón XX mg/kg”. Esto es así en la patatas al jamón para personas, por ejemplo.

Si pone “saborizado con…”, “aromatizado con…”, “sabor a…” o “aroma con…”, quiere decir que contiene entre un 0 y un 4% del producto que indique. Fijaros como solo una palabra respecto al punto anterior ya cambia la historia. Ejemplo: si pone “pienso con pollo”, quiere decir que tendrá como máximo un 4% de pollo. Otro ejemplo: si dice “con pollo y arroz” quiere decir que tiene como máximo un 4% de pollo y como máximo un 4% de arroz.

Si pone “con…” o “contiene…”, quiere decir que contiene entre un 4 y un 14% del producto indicado. Por ejemplo: “pienso con pollo” quiere decir que contiene como mínimo un 4% de pollo, y como máximo un 14% que sería la siguiente categoría.

Si pone “rico en…”, “alto en…”, “con extra de…” quiere decir que contiene al menos un 14% del producto indicado (hasta un 26% que sería la siguiente categoría). Ejemplo: “pienso rico en pollo con arroz” quiere decir que al menos tiene un 14% de pollo y al menos un 14% de arroz.

Si pone “pienso X”, “(marca comercial) X”, “pienso X menú” o “pienso X cena” (donde la X en un producto en concreto) quiere decir que como mínimo contiene un 26% de ese producto. Ejemplo: “Trusky buey y pollo” (Trusky es una marca que me acabo de inventar, cualquier coincidencia con la realidad es pura casualidad) quiere decir que ese pienso tiene al menos un 26% de cada uno de los productos mencionados. Otro ejemplo: “Trusky menú de buey y ave” indicaría que tiene al menos un 26% de cada uno de ellos.

Y por último, si pone “todo…” quiere decir que todos los productos añadidos son los que se indican, sin otros ingredientes, salvo aditivos autorizados, suplementos nutricionales y agua para el procesado. Por ejemplo: “todo buey” nos indica que todo lo añadido (salvo lo indicado) es buey.

Pero no todo acaba aquí (si te parecía complicado, querido consumidor, agárrate que vienen curvas).ingrediente principal

En todos los casos anteriores hemos dicho que contiene pollo, buey, cordero, etc. En definitiva un tipo de carne ya que, como hemos dicho, nuestros perros y gatos son carnívoros y su dieta DEBE tener como primer ingrediente CARNE. Pero, y aquí está la complicación, esa carne puede aparecer de muchas formas. En la lista de ingredientes podemos encontrar diferentes tipos de carne como por ejemplo carne fresca, harina de carne, carne deshidratada, etc… Por lo que en función de lo que ponga deberemos tener en cuenta varias cosas.

La Carne fresca es algo a buscar, pero se debe tener en cuenta que en el proceso de fabricación (al perder el agua) la cantidad de carne se queda en más o menos la mitad. Es decir, si nos dice que incluye un 20% de carne fresca, al final junto al resto de ingredientes secos lo que tendremos será la mitad, aproximadamente.

Las harinas, ¿qué son? Es una forma en la que la carne va procesada, pero ello no significa que sea de peor calidad (hay harinas también para consumo humano). Lo que sí debemos fijarnos en el siguiente detalle: no es lo mismo “harina de carne de pollo” que “harina de pollo”. En el primer caso sabemos que la harina es de piezas de carne, en el segundo…. simplemente no sabemos lo que puede contener, si lleva crestas, patas u otros subproductos… Por lo tanto, mejor buscaremos las harinas que indique que son de carne.

A la hora de mirar la lista de ingredientes, lo primero de la lista DEBE ser una carne

Resumiendo, a la hora de mirar la lista de ingredientes del pienso de nuestro perro o gato, debemos asegurarnos que el primer ingrediente que aparece en él es algún tipo de carne (pescado también vale) y fijarnos en su porcentaje para asegurarnos que es más alto que el resto (si no apareciera, podéis haceros una idea con lo explicado sobre el significado de las expresiones de este artículo). Además, de entre todos los tipos de carne posibles, buscaremos preferentemente:

1- carne deshidratada o carne fresca, apta para consumo humano. Se debe tener en cuenta que la carne fresca después se ve reducida al fabricar las croquetas, como hemos explicado. En el caso de la carne deshidratada la cantidad sí que se conserva. Además, que nos indiquen que es carne apta para consumo humano nos da una idea de la alta calidad de los ingredientes.

2- carne deshidratada o fresca, o proteína de carne deshidratada.

3- Harina de carne de….. Como hemos dicho, las harinas pueden ser de buena calidad pero en ellas ya existe un mayor procesado de la materia prima, por lo que siempre son susceptibles de perder nutrientes por el camino.

4- Harina de… (a evitar si es posible)

5- Si contiene “subproductos”, por favor, cambiar de comida cuanto antes.

En el próximo terminaremos de hablar sobre el etiquetado (sí, queda más). También explicaremos de forma práctica con un caso real cómo analizar la composición del pienso para poder sacar unas buenas conclusiones sobre si lo que está comiendo nuestro compañero es lo adecuado (o lo que nos esperábamos).

 Equipo de Anubis y Bastet

Como entender el etiquetado: el ingrediente principal
Etiquetado en:    

Deja un comentario